¿Como llego a la Escuelita?

Posgrado para Egresados

Contactate

Padres-artistas consagrados y/o
mediáticos, que confiaron en nosotros
la formación teatral de
sus hijos:
NICOLAS REPETTO
Conductor
LEÓN GIECCO
Musico
JUAN LEYRADO
Actor
JORGE MAESTRO
Guionista
(Zona de Riesgo, Montaña Rusa, etc.)
OSVALDO QUIROGA
Crítico y periodista
DR. JOSE ABADI
Periodista
VICENTE ZITO LEMA
Periodista escritor y dramaturgo
EL PATO FILIOL
Ex-jugador de fútbol, Director Técnico
DANIEL MARCOVE
Director de teatro.
DANIEL Di CONZA
Guionista de TV.
Son de diez, La Nena, Aprender a volar
PABLO ROVITO
Productor de cine.
(Hijo del Director de cine Oscar Rovito y la actriz Bárbara Mujica)
HORACIO ROCA
Actor

TEATRO EL ESPIÓN,
Y SU ESCUELITA
DE ACTUACIÓN


Horacio Roca, Ingrid Pellicori, Manuel Callau,Stella Matute, Jorge García Marino  Agostina Uribarri y algunos ex-alumnos actores que vinieron como . Alejandro Salgueiro Modelo María Abadi,Santiago Pedrero,El periodista Diego Mileo , Dramaturgo vinieron compartir nuestro espectáculo PISAR EL PALITO

Lees Más >>

Los
actores Ingrid Pelllicori,
Santiago Pedrero y
Juan Carlos Puppo que
vinieron a ver la función

FACUNDO ESPINOSA
SALUDA A SU MAESTRA
DE TEATRO LUEGO DE
LA FUNCIÓN MADRES DE
TELA EN el
Teatro EL ESPIÓN.
























Escuela de teatro de Helena Nesis: Licenciada en Artes (U.B.A)

Talleres de actuación o escuela de actuación:

Esta nota tratará de problematizar las nociones y el uso del concepto TALLER DE ACTUACIÓN O ESCUELA DE ACTUACIÓN. Sus diferencias metodológicas, su concepción, sus diferencias en cuanto enfoque y prácticas concretas.

Entendemos taller como un espacio en el que el sujeto ingresa a un grupo relativamente estable podría éste llevar algunos años ya en común o recién iniciarse dependerá de eso cuando el sujeto se incorpore al mismo. Generalmente los talleres NO responden a un nivel u objetivo general de grupo sino a una práctica más personalizada en la que cada sujeto se incorpora e introyecta en la medida de sus posiblidades y características personales.

Ello posibilita al docente la incorporación permanente de sus miembros y la renovación constante de los mismos. Siendo entonces el objetivo la incorporación de la actuación pero siempre en un marco de entrenamiento general y los avances dependerán más de lo personal que de una cuestión programática a seguir. Ello genera aspectos positivos que luego analizaremos y algunos otros negativos desde mi punto de vista naturalmente.

La escuela de actuación prioriza más el PROGRAMA A SEGUIR CON UNA MODALIDAD DE SUPERACION EN LOS NIVELES. El alumno se incorpora a un grupo con el que transitará los tres niveles pero más que nada se incorpora a un plan metodológico y sistemático de enseñanza-aprendizaje. Dentro de un marco grupal y de compartir códigos y roles.

En los talleres esto se disuelve o esfuma un poco ya que los alumnos llegan a estar años en un mismo nivel de aprendizaje, supongamos el primero. Estan a veces años improvisando y se incorporan gente nueva permanentemente sin una nocion concreta y clara de los límites de lo ya aprehendido.

Aunque por cierto podríamos ver y ese aspecto es positivo, el sujeto podrá llevarle años sentirse a gusto, estar cómodo en un grupo de pertenencia sin la necesidad o exigencia de justificar algún nivel de enseñanza aprendida. Creería que en los términos de escuela de actuación , al menos es con la modalidad con la que me gusta y elijo trabajar hace ya muchos años, el alumno puede ir atravesando niveles a la vez que puede hacerlo en un clima adecuado de amor, paciencia , tolerancia y compartir. Pero con la seguridad de estar incorporando conceptos teórico prácticos que se van complejizando en la medida de que los va atravesando.

Muchas personas , sobre todo los más adultos creen que estando en un taller la exigencia en la actuación será menor y que es más adecuada a lo que ellos están queriendo. Un espacio de sólo descarga, diversión y hasta terapéutico. Perdiendo así de vista que en una escuela de actuación los contornos a esto son más claros, los objetivos del curso también y la gente se concentra más en un objetivo a alcanzar que es la actuación. Más allá de los motores que los muevan a cada uno para hacerlo.

Muchas veces recibo gente adulta cansada justamente de atravesar años en talleres de actuación en los que siente no tener claro un avance en lo aprendido. Y cierta inercia o búsqueda de resultados a través de muestras finales de curso, a veces hasta obras enteras. Otro de los aquí conceptos aquí que problematizaré en esta nota. En la mayoría de los talleres y sin ofender ni personalizar en ninguno en particular sino en los talleres como modalidad en general los grupos suelen trabajar los primeros meses del año y luego a partir de mitad de año el docente los concentra en los ensayos para llegar al resultado de fin de año. A través de una posible muestra de escenas o directamente una obra entera. Lo cual entusiasma a los alumnos por el rápido resultado final. Y la promesa de ser un actor en poco tiempo. En contraposición con escuela de actuación en la que los resultados son más lentos pero creo yo menos engañosos y más coherentes. El alumno en la escuela de actuación tanto en las estatales como en lamia recién en los años de la residencia, último año, concluyen dirigidos por uno de los profesores y realizan en un cuarto año (IUNA) la obra de teatro con la que cierran los años de aprendizaje de escuela. Nosotros también tomamos esa modalidad semejante. A veces con un texto ya escrito y en la mayoría de los casos con la incorporación de un dramaturgo quien escribirá una obra como parte del proceso de búsqueda para cada grupo en particular y para cada alumno en su singularidad. Los talleres ofrecen resultados prometedores muy rápido generando a mi criterio con mayor competencia y menor entrega y comprensión de lo arduo y complejo que es el espacio de aprendizaje de un arte tan complejo como es el teatro. Saltan este proceso yendo muy rápidamente abortando procesos de idas y venidas, de miedos de incorporación de pequeños objetivos, de trabajo en equipo, y no de resultados vistosos aparentemente virtuosos pero sin la profundidad de un programa complejo y coherente de niveles. Supongo que muchos docentes se van a enojar con esta concepción pero sin ánimo de ofender ni criticar a nadie en particular me encuentro a esta altura de mis largos ininterrumpidos años de enseñanza teatral ( 23 años) con idas, venidas pero con algunos aciertos por suerte… Antes creía que los grupos debían finalizar sí o sí con muestras finales anuales, hasta realizaba clases de intercambio en las que los grupos se mostraban entre sí sus trabajos no con ánimo competitivo sino todo lo contrario con ánimo de contribución entre los grupos de pasaje de conocimientos y vivencias. Sin embargo, no faltaba aquel alumno que terminaba sintiéndose menos que otros por no animarse a mostrar. O lucha de egos entre ellos. Con lo cual hace años que desistí de estos encuentros que muchas veces eran maravillosos y nutritivos. Los alumnos aprendían rápidamente de los otros. Como los hermanos menores que toman de los mayores sus caminos. Hoy, lo contrario de esto prefiero la modalidad de la independencia, Los alumnos conformaron un centro de estudiantes en mi escuela que, arma sus propias muestras que las llaman maratones teatrales. Se juntan de todos los grupos y edades, adultos con adolescentes y organizan jornadas de muestras de escenas o ejercicios sin que haya un docente seleccionando u organizando la cuestión. Se suele llenar de público que los viene a ver y ellos están realmente motivados por sí mismos y no por una exigencia del curso o taller. Actúan los que lo desean generando asi un espíritu colectivo real y de fiesta teatral. Hay siempre quienes no quieren actuar y prefieren ayudar organizando, limpiando o haciendo tareas técnicas de luz o sonido. Cada cual aporta con lo que quiere y la motivación sigue siendo la del hecho teatral que se compone de todos estos actos creativos y solidarios-colectivos, Incluso hasta se recauda dinero que el centro de estudiantes decide su objetivo, una parte siempre es para ayudar a las producciones de los terceros años o de las obras que se estén generando en el espión como teatro-escuela. No hay verdades en estos caminos. Yo encontré esta posibilidad junto a alumnos que me siguieron. Habra y hay diferentes modalidades como gente que ama el teatro haya. Cada cual a su manera y su elección ético-política-ideológica. Ya que una elección implica una toma de posición crítica. Helena nesis. Lic. En artes UBA. Actriz, directora, dramaturga, docente teatral.

Sigue la nota sobre taller de actuacion

 

 

Tomás Fonzi

Costumbres Argentinas
- Los Roldan
Botineras

 

   

Nicolás Mateo

Premio Mejor actor en el 30th Festival Internacional de cine de El Cairo, Egipto. Verano del 98, Enamorarte, Los simuladores, Kachorra, 9mm, Sangre fría, Historias de sexo de gente común.
Ciega a citas

 

Gimena Accardi

Los Buscas - Kachorra -
Los Felipe-
Amor en custodia
Casi Ángeles

 

Santiago Pedrero

Amigos son los amigos
- Mi familia es un dibujo
- Verano del 98
- Costumbres Argentinas
Film "Nadar solo"
Mitos


Agustina Attias

Las hermanas Bárbara y Agustina Attias se encuentran actualmente estudiando actuación en nuestra escuelita

Facundo Espinosa

Son Amores
Campeones
- Los Roldan
Son de Fierro

   

Valeria Britos

Aprender a volar
- La Nena
- Historias de un cortado

   

Luciano Leyrado

Gasoleros

   

Julieta Fazzari

Grande Pa
Chicas Express

Martin Orecchio
"DARDO" en "Son Amores".
   
María Abadi
Érica en "Montecristo"
Protagónico

MUJERES ASESINAS

Film:"Géminis"
de

Albertina Carri. Festival de Cannes.

Ganadora del premio
clarín-espectáculosa mejor
actriz revelación
.
Ciega a citas


Noelia Falco

Modelo y actriz.
"Too Much"(magazine
canal metro).

"Santiago Stieben"
"Roña" en Chiquititas
Media Falta


"LUCAS FERRARO"

Actor
"Padre Coraje, Costumbres Argentinas, Los Buscas de Siempre"

Botineras